POEMA PARA UN PRIMO -POEMA PARA UNA PRIMA

LOS PRIMOS

Aprendieron juntos
el poema del gato con botas
roncaron en los brazos de la abuela
y lloraron el día de su partida.
Crecieron
ya no compartieron el tetero y el carro
pero si el cuerpo.
Una noche los delató el ruido del sexo
las tías hablaron de parentescos
pero ellos no los vieron.

SALOMÓN BORRASCA