CUANDO TE PONGO UN SENO/ Salomón Borrasca

Cuando le haces poses al espejo
con tu pequeña minifalda roja
me le acerco y tu te sonrojas
porque te pongo en la boca un seno.

No te me asustes es tan solo un juego
me unté en los labios brillo escarlata.
deja que caiga tu hermoso pelo
sobre la parte que suplica tu agua.

Quita mis pantis porque ya me mojo
este es el néctar que botó la rosa
y en este juego de las mariposas
yo hago las veces de esposo y esposa.



No alcanzo a bajarme los calzones / Salomón Borrasca

Es muy denso el verano de las garzas,
con mi fuego los bosques se calcinan,
ni un diluvio apaga esta fogata,
en que se ha convertido mi vagina.

Contorsiono diestramente mi cintura,
como agreste serpiente en una rama,
no hay maldad en mis ingenuas pilatunas,
yo soy buena, muy buena en la cama.

Si en el atrio de la iglesia me erotizas
manoseándo tiernamente mis pezones,
una estela de orgasmos precipitas
y no alcanzo a bajarme los calzones.



ABIOS DE SEDA / Salomón Borrasca

Busco el olor de unos labios
que extraviaron mis deseos,
eran pálidos, labios de seda,
silvestres como palmichas
y tímidos como pájaros.
Varias noches los tuve cerca,
tan cerca que pude olerlos
olían a sándalo,
mi lengua hambrienta
se los bebió bajo las albas
eran salvajes como ella,
eran vampiros en mi vagina
que con mis mieles se alimentaban,
perversos como las calles que recorría
y las esquinas en que se me desnudaba.
Labios de seda,
labios furtivos,
que extraviaron mis deseos.




VAGINAS ARDIENTES / Salomón Borrasca

Necesito de ti porque despiertas
el volcán que en mi piel había dormido
porque clavas tu lengua con violencia
como un huracán enfurecido.

Necesito de ti porque eres bella
porque ríes cuando es ruda mi suerte
por tu lengua delgada que es muy diestra
por tus dedos sedosos tan ardientes.

Necesito de ti loba salvaje
de tu modo de amar tan primitivo,
necesito de ti como el paisaje
necesita de el viento y el rocío.



De los catres de madera soy maestra / Salomón Borrasca

Con un vaso de vino bien cargado,
yo mitigo nostalgias por amantes,
que en las noches de incendio me apagaron
los constantes calores de mi carne.

Ay Arturo, amante mal dotado,
tú quedaste pequeño ante mi fuego,
como Pablo tu fuiste un fracasado
fue muy grande mi antorcha ante tu leño.

Sigo siendo la puta codiciada,
en los catres de madera soy maestra,
me aclaman en los barrios populares
adivinos y párrocos de iglesias.

Lésbica / Salomón Borrasca

Deja caer tus senos en mis senos,
que nuestros pubis, mojados caracoles,
en un ritual de desagravio a Lesbos,
ebrios de éxtasis tan tiernos se fusionen.

Al resbalar tus yemas oh Sirena
mi humedal fluvioso se erosiona,
como una alud de alondras y violetas
tu cabellera mi cuerpo aprisiona.

En ese rito, proscrita mariposa
en que te entrego mis mieses de doncella
las hadas que son tan pudorosas
nos cubren con sábanas de seda.


Me estoy rompiendo el himen con los dedos / Salomón Borrasca

Me unté aceite de sándalo en los senos,
con alfleres me chuzo los pezones,
me estoy mordiendo los labios, me lacero
y en el cuello he amarrado mis calzones.

Tengo mojada de orgamos la sábana,
toda mi carne trepida de deseos
y el sudor destila por mi espalda
mientras me rompo el himen con mis dedos.

Colgué un espejo en el techo, hago poses,
hago piruetas, convulsiono en el suelo.
Ante esta extraña escasez de hombres
no me queda otro goce que mis dedos.


NOCHE EN ACAPULCO / Salomòn Borrasca


Esta noche en Acapulco embriagadas con tequila
andaremos por las calles como dos aves nocturnas
y burlando los prejuicios en la curva de una esquina
me amarás perdidamente como no lo has hecho nunca.

Esta noche en Acapulco está demasiado fría
y la luz de los faroles no alcanza a iluminar
el extenso paraíso de tus carnes primitivas
de esas carnes que esta noche te prometo conquistar.

Bajo esa luna opaca y lujuriosa que nos mira
te daré todos los besos que no me has querido dar,
si mañana nos sorprende la implacable luz del día
nos pondremos otra cita en la puerta de algún bar.





POESÍA IRLANDESA- POETAS DE IRLANDA

(Dublín, 1865-Roquebrune-Cap-Martin, Francia, 1939) Poeta y dramaturgo irlandés. Hijo del pintor John Butler Yeats, y miembro de una familia angloirlandesa protestante, estudió arte en Dublín y Londres, ciudad a la que se trasladó junto con su familia en 1887. Durante estos primeros años se sintió atraído por el hinduismo, la teosofía –se afilió a la Sociedad Teosófica de Londres– y el ocultismo, y entró en contacto con los decadentistas que se agrupaban en torno a la revista Yellow Book. En 1889 publicó su primera colección de poemas, Las peregrinaciones de Oisin y otros poemas, y años más tarde La isla del lago de Innisfree, obras ambas basadas en la temática mitológica celta y escritas en tono romántico y melancólico. También publicó ensayos, como El crepúsculo celta y Libro de poemas irlandeses. En una visita a su patria efectuada por aquellos años, conoció a la que sería el gran amor de su vida y musa inspiradora de sus primeras obras, la bella patriota irlandesa Maud Gonne. En 1896 regresó a Irlanda, se integró en el movimiento del renacimiento literario de su país y entabló amistad con la autora teatral nacionalista lady Isabella Augusta Gregory, con cuya ayuda fundaría el Teatro Nacional Irlandés (1901). Entre las obras dramáticas que escribió para esta compañía, de la que fue director hasta su muerte, destacan La condesa Kathleen, de carácter nacionalista, y Deirdre, una tragedia en verso. Pero su período más fecundo fue el de sus obras de madurez y vejez. Entre las primeras destacan los volúmenes de poesía El casco verde, Responsabilidades y Los cisnes salvajes de Coole, en los que se evidencia una profunda evolución de su lenguaje lírico, que se hace personal, vigoroso, exacto y deslumbrante. En 1925 escribió el tratado Una visión, donde expresa su creencia en la íntima relación entre la imaginación poética y la realidad universal. Con La torre, La escalera de caracol y Últimos poemas y obras de teatro, que incluye el celebrado «Hacia Bizancio», alcanzó el cenit de su poesía. En 1923 obtuvo el Premio Nobel de Literatura y al independizarse su país del Reino Unido, fue elegido senador del Estado libre de Irlanda.





Obras:
Poesía:
Las peregrinaciones de Oisin y otros poemas (The Wanderings of Oisin and other poems, 1889)
La tierra del deseo del corazón (The Land of Heart’s Desire, 1894)
El viento entre las cañas (The Wind among the Reeds, 1899)
El casco verde (The Green Helmet, 1910)
La torre (The Tower, 1925)
La escalera de caracol (The Winding Stair, 1933)
Últimos poemas y obras de teatro (Last Poems and Plays, 1936-1939).
Teatro:
La condesa Kathleen (The Countess Kathleen, 1892)
Las aguas umbrosas (The Shadowy Waters,1900)
Deirdre (1907)
Ensayo:
El crepúsculo celta (The Celtic Twilight, 1893)
Una visión (A Vision, 1925)