LA POESÍA EN EL VALLE DEL CAUCA :es.wikipedia.org/wiki/La_Poesía_en_el_Valle_del_Cauca El departamento del Valle del Cauca, ubicado en el occidente colombiano le ha aportado a las letras nacionales grandes poetas. Los primeros bardos en tener una connotación nacional fueron Ricardo Nieto, Mario Carvajal, Isaías Gamboa, Octavio Gamboa, Carlos Villafañe, Mariela del Nilo, Manuel Arce Figueroa y Oscar Echeverry Mejía. Los vates anteriormente mecionados estuvieron activos casi durante tres décadas, los poemas de algunos de estos son dados a conocer por primera vez al público en el ensayo "Manual de la Poesía Vallecaucana" de Guillermo E. Martinez, publicado por la gobernación del Valle del Cauca en 1944. En la década del 60 inspirados en el nadaismo de Gonzalo Arango surge dos jóvenes talentos que se suman al movimiento nadaista como Jotamario Arbeléz y Elmo Valencia. En la década del 70 aparece una pléyade de vates que saca la poesía de los recintos elitistas a los populares y los académicos, Javier Tafur González, Hernando Revelo,Medardo Arias Satizábal, Antonio Zibara, Orietta Lozano, Lucy Fabiola Tello, Ana Milena Puerta y Marco Fidel Chávez. La década del ochenta trae un boom de poetas que se integran a los talleres de poesía de Salomón Borrasca, recorren todos los escenarios culturales del departamento y consiguen adeptos para la poesía, algunos de esos poetas son Esaú López Bermudez, Lida Carvajal Zafra, Rosario Arias Naranjo, Aura Rosa Cortés Amador, Elisa Posada de Pupo, Arturo Rangel Molina, Dora Inés Marín Cifuentes, Rosa del Valle de Lili, Enoc Baudilio Roa, Maria Nelly Varela Mondragón y Darío Rios. Una vez desaparece Salomón Borrasca del acontecer literario, aparecen grupos muy interesantes como la Fundación Plenilunio del poeta Leopoldo de Quevedo y la Fundacion de Poetas Vallecaucanos de la poetisa Amparo Romero Vásquez.